Se han recogido en este blog las  valiosas crónicas que Santiago M. López (*) comenzó el 15 de marzo,  “primer día del mundo c19”,  inicialmente dirigidas por whatsapp a un grupo de amigos y familiares. Interrumpidas un día, el autor continuará colaborando al ritmo que prefiera. La ventaja que ofrece el blog a sus lectores es que en el Diario completo va teniendo el calendario, por ahora,   de  24 crónicas.

(*) Santiago M. López, profesor de Historia Económica,  es el director del Instituto de Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca y presidente de la Asociación Española de Historia Económica.


 

8 de abril, miércoles, vigésimo cuarto día del mundo c19. Predicción de salida: 6 de mayo. ¿Cuánto vale hoy quedarse en casa? Reducir en 15 días menos de confinamiento.

La Mirinda.* Hace cuarenta años… . La directora de un colegio concertado, Pepa, ha decidido que los alumnos del colegio hicieran una excursión para subir el monte vecino, cuya pendiente empieza al final de la calle. A Pepa le gusta hacer esta excursión. Normalmente se apuntan pocos estudiantes. Le dijo a la jefa de estudios, la Señorita Riansares, que se dispusiera a organizarlo. Como la señorita Riansares es la encargada del pequeño laboratorio de prácticas de química, pensó que el más adecuado para preparar todo era el recién llegado profesor de educación física, Herrero. Herrero, que sabe mucho de gimnasia, nunca ha organizado una excursión, así que pregunta al concejal de turismo del pueblo, el señor Ubhaldo (en el registro de nacimiento se equivocaron y pusieron esa h). Este le ha dicho que avise con tiempo a los estudiantes, desde el lunes al viernes, y que haga la excursión el sábado. Le advierte que incluso así serán muy poquitos los alumnos que se apunten. Durante toda la semana los niños han preparado sus mochilas como si de una expedición se tratase y las niñas se han entusiasmado con la idea, pues Pepa ha dicho que pueden ir con pantalón. Manolo, el profe de matemáticas, que es además el marido de Pepa, ha comentado a la Señorita Riansares que cree que los críos están alborotados, no dejan de hablar mientras intenta enseñarles las progresiones geométricas, y que el sábado van a tener problemas. Riansares le dice que Herrero es un especialista y que además está asesorado por Ubhaldo. Los estudiantes más mayores le han pedido al profe de ciencias, al que llaman “El Flecher” por su parecido con un actor de una serie de la tele, que se apunte a la excursión.

Llega el sábado y Pepa empieza a ver acercarse a la tapia del colegio a una cincuentena de estudiantes. Menudo éxito se dice para sí, pero, es muy pronto, falta una hora para salir. A menos cuarto ya son trescientos, y Herrero no ha aparecido. Riansares no sabe que hacer con tanta gente. La vereda es estrecha y en el almacén sólo hay un par de cajas de Mirinda para aliviar la sed. Como los niños no lleven sus cantimploras esto va a ser una odisea. “El Flecher”, que según cuenta trabajó en las minas de Sudáfrica, se ha visto en algunas parecidas y Pepa lo sabe. Tenía que haber encargado esta excursión a él. “El Flecher” pregunta a Pepa si Herrero ha hecho los exámenes de aptitud física a los estudiantes. Puede darse el caso de que no todos los chicos manifiesten síntomas de agotamiento y lo estén y otros que sencillamente no puedan realizar la excursión. Lo cierto es que ya son y cuarto. Herrero, que acaba de darse cuenta del panorama, está llamando a Ubhaldo para preguntar ¿qué es lo que se hace en estas situaciones? “El Flecher” pregunta por los exámenes a Herrero. Le dice que no creía que iban a venir tantos estudiantes. Son y veinte, y los alumnos de siempre, Mondéjar, Félix, Alcolea, Carballo y el pequeño Herrero que tiene asma, no confundir con el profesor, ya están al final de la calle subiendo la primera loma… y los demás les siguen. “El Flecher” sale corriendo, se pone al frente y grita a Pepa:
– ¡Más Mirinda, más Mirinda!

Hola de nuevo, os comento que ayer a las tres de la tarde Francisco Espinosa, uno de los amigos, me mandó este whatsapp:

[15:33, 7/4/2020] Francisco Espinosa: “Santiago, tenías razón en lo del pico de este lunes».
[17:41, 7/4/2020] Santiago: Gracias, sabía que íbamos a tener un pequeño falso escalón y mañana tal vez no cambie mucho la situación y no sea muy agradable. Espero que si sucede, que deseo que no suceda por los muertos que ello supone, no salgan diciendo que es la infra inscripción de registros del fin de semana.
[17:41, 7/4/2020] Santiago: lo que vale para un lunes, vale poco para explicar un martes, pero nada para un miércoles

Los datos de fallecidos de ayer fueron 700, los de hoy 704, veníamos de 694. No, no teníamos que estar metidos en la meseta, y menos sin ¡la Mirinda!

Ayer me tomé el día libre porque para la bajada sabía que ya no podría servir la comparación sólo con Hubei, había que añadir una buena referencia cercana y, la mejor es Alemania. Ahora la fecha de salida escalonada es el 6 de mayo con 15 días de margen arriba o abajo dependiendo de cómo hagamos el experimento de decrecimiento en la bajada. Perdonad si no escribo todos los días, las bajadas son difíciles.

* Mirinda era una bebida anterior a la Fanta muy añorada por los «boomers»

Santiago M. López

Portada: Edward Hopper, People in the Sun, 1960, oil on canvas, Smithsonian American Art Museum


 Diario completo

Entrevista que le efectuó Victoria Gonzalez  en la revista «Muy Interesante»

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here