Coronavirus en el mundo: mapa actualizado  (www.covidvisualizer.com)
https://www.covidvisualizer.com/

 

Se recogen en este blog las concisas y valiosas crónicas que Santiago M. López (*) comenzó el 15 de marzo,  “primer día del mundo c19”,   inicialmente dirigidas por whatsapp a un grupo de amigos y familiares. Así nacieron y así seguirán pues el blog simplemente hace de portavoz. Se trata del relato contra el c19, que sabe de nuestras debilidades y ataca persistentemente. Las predicciones de salida de la crisis se van corrigiendo con crítica y esperanza. Y con apelaciones al sentido comunitario.

(*) Santiago M. López, profesor de Historia Económica,  es el director del Instituto de Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca y presidente de la Asociación Española de Historia Económica.


4 de abril, sábado, vigésimo día del mundo c19. Predicción de salida: entre el 17 de abril y el 3 de mayo. ¿Cuánto vale hoy quedarse en casa? 16 días menos de confinamiento.

Vulnerabilidad, capítulo II. Hoy daremos los datos primero. Hemos tenido 850 fallecimientos. En realidad nada ha cambiado y todo puede haber cambiado. Seguimos andando despacio en la meseta. Estancados entre el 17 de abril y el 3 de mayo. c19 nos impone los 16 días, como en las últimas seis jornadas. Aunque todo te diga que salgas, quédate en casa. Los informes de U de Sevilla y de la Politècnica de València ofrecen los mismos datos que en los días anteriores: pico de la pandemia entre el 6 y 8 de abril y salida el 15 de mayo.

Pero ayer hubo 111 fallecimientos menos que anteayer. Ese es el primer dato que debemos retener. ¿Por qué fallecieron menos personas por día por primera vez en esta insoportable meseta de nieve blanda en la que al avanzar nos hundimos a cada paso? por el confinamiento. Recordemos, empezó el viernes día 13 de marzo y fue decretado el 14. ¿Puede haber repuntes? Sí, pero no es lo esperable superar los 961 fallecidos a los que se llegó anteayer. Detrás de este dato está nuestra primera fortaleza: el confinamiento del fin de semana. Tuvo una pequeña vulnerabilidad: los empeñados en irse a las segundas residencias. Pero no influyó. Sin embargo, habrá una notable vulnerabilidad en los datos de mañana y pasado: el retorno al trabajo del lunes 16 de marzo. Las vueltas al trabajo del 24 de febrero y del 2 de marzo han sido los acontecimientos más demoledores. Podemos decir que los lunes, matan. Intentar mantener la economía lo más a salvo posible ha hecho que la crisis sanitaria fuera más profunda y que el regreso a la actividad se demore meses. El resto, fútbol, excursiones, manifestaciones y mítines fueron secundarios una vez que no se había controlado la infección en sus primeros días. La infección viajaba en los trenes de cercanías, en los autobuses atestados de los lunes para entrar y salir de la ciudad. Como siempre, en todas las epidemias, el hacinamiento en espacios cerrados es mortal. Por eso cuentan que Bocaccio, tras sumergirse en la peste en todos sus sentidos en Florencia, subió a la Villa Schifanoia, cuyo significado es “escapar del tedio”, en las colinas de Fiesole (Florencia) a escribir el Decamerón.

Pero, si los lunes matan, ¿no habría sido lógico que desde el lunes 17 de febrero se hubieran puesto puntos para la realización de test en las estaciones de cercanías e intercambiadores de las grandes ciudades? El día 31 de enero se detectan los primeros 2 casos de contagio. El día 9 de febrero había 5 contagios, luego el 24 había 9 casos. Hasta el día 4 de marzo no hubo una víctima, que muy posiblemente se había infectado el día 17 de febrero. ¿Realmente alguien piensa que algún pasajero de los intercomunicadores iba a pararse el día 17 de febrero para que le hicieran un test? Los planes de contingencia sencillamente no existían y a ningún científico se le iba a hacer caso después de los fiascos de la compra masiva del retroviral Tamiflu en 2008-9 para hacer frente a la Gripe A. Se calcula que no se usaron más de 3 millones de las 12 unidades que se adquirieron en previsión de la pandemia que no fue. Los periódicos de la oposición al Gobierno de entonces hablaron de la “mayor estafa de la historia”. Incluso, María Jesús Montero, en la actualidad Ministra de Hacienda, fue muy crítica con la gestión del Gobierno de su propio partido, por la compra/engaño de los retrovirales y el precio de los análisis de los laboratorios con los test. En 2014 tuvimos el caso del ébola. Cientos de miles de euros para dos casos. También aquí el Gobierno sufrió críticas. Así que c19 sabía que las puertas estaban abiertas de par en par para entrar a saco, y nadie, ni Gobierno, ni oposición, ni ciudadanos se iban a oponer. Continuará (mañana, Vulnerabilidad, capítulo III).

¿QUÉ TAL DOTARNOS DE UNA OFICINA DE PREVISIÓN CONTINGENCIAS Y ALERTAS?

Santiago M. López

Portada: Edward Hopper. Habitación de hotel (1931), Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Madrid.


 Diario completo

Entrevista que le efectuó Victoria Gonzalez  en la revista «Muy Interesante»

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here