Coronavirus en el mundo: mapa actualizado  (www.covidvisualizer.com)
https://www.covidvisualizer.com/

 

Se recogen en este blog las concisas y valiosas crónicas que Santiago M. López (*) comenzó el 15 de marzo,  “primer día del mundo c19”,   inicialmente dirigidas por whatsapp a un grupo de amigos y familiares. Así nacieron y así seguirán pues el blog simplemente hace de portavoz. Se trata del relato contra el c19, que sabe de nuestras debilidades y ataca persistentemente. Las predicciones de salida de la crisis se van corrigiendo con crítica y esperanza. Y con apelaciones al sentido comunitario.

(*) Santiago M. López, profesor de Historia Económica,  es el director del Instituto de Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca y presidente de la Asociación Española de Historia Económica.


Marzo 31

31 de marzo, martes, decimoséptimo día del mundo c19. Predicción de salida: entre el 18 de abril y el 5 de mayo. ¿Cuánto vale hoy quedarse en casa? 16 días menos de confinamiento.

Los intermediarios. La película El médico, basada en la novela del mismo título de N. Gordon, narra en uno de sus pasajes como en la escuela de medicina de la ciudad de Isfahan, en medio de una epidemia de peste, descubren el vector de transmisión: las pulgas. La peste se transmite entre los animales y los humanos por la picadura de pulgas infectadas con la bactería Yersinia pestis, también por el contacto directo con tejidos infectados o inhalación de gotículas respiratorias infectadas. En el caso del coranavirus SARS-CoV-2 no hay vector en el sentido biológico o médico, pero sí en el social. El “vector” somos nosotros mismos, en especial aquellas poblaciones humanas que tienen la característica de tener contagiados asintomáticos o que desarrollan la enfermedad Covid-19 de manera leve.

Los individuos de esas poblaciones actúan como las pulgas. Son los intermediarios. Portan el virus pero no lo padecen.

Aunque falta mucha investigación, y por tanto es muy preliminar cualquier hipótesis al respecto, parece ser que las poblaciones que viven en zonas climáticamente por debajo del rango de temperatura de 5 a 11 grados centígrados tienen algo más de probabilidad de tener un ritmo de contagio lento y, tal vez, sólo tal vez más asintomático. Repito, esto no pasa aún de hipótesis de investigación que pueden caer mañana. Es lo que tiene la ciencia.

Las condiciones climáticas no son las únicas que influye en la virulencia de la epidemia. Sin embargo, el movimiento de individuos de esas poblaciones ya contagiadas, pero con poca virulencia, a zonas ya a las puertas de la primavera parece que puede haber sido uno de los detonadores. Pero vuelvo a repetir, en casos concretos, el intenso contacto por horas en un espacio cerrado, como una celebración en un local o un viaje en autobús parecen haber sido detonantes también. Como en la peste, no sólo las pulgas propagaban la enfermedad.

Nextstrain.org se nutre de la información de todos los hospitales del mundo que mandan el código genético de las cepas de las infecciones. Es pura ciencia colaborativa apoyada por los servicios púbicos de salud de Europa y Estados Unidos. En su página web se puede ver el mapa de expansión de las cepas SARS-CoV-2. La deducción es clara. Las cepas de infecciones en el norte de Italia y el centro-noreste de España proceden en mayor medida de Inglaterra y el centro-noroeste de Europa que de China. Es lógico. Igual que en América Latina los contagios proceden de Europa en general y Estados Unidos, no de China directamente.

Ayer c19 nos sumergió en la ola. Pasamos un buen rato de ahogo. Nos ha retrasado un día el mejor escenario y dos el peor. Pero la delgada línea verde aguantó en las UCIs con los enfermos más graves, en medio de un situación de desorganización y atasco propio del que se prepara para la acometida de las olas de pacientes no tan delicados pero que precisan de hospitalización intensiva. Este balance provoca que el valor de seguir en casa siga fijo en 16 días. La esperanza está casi intacta. La tendencia sigue siendo a decrecer, como diría Fernando Simón. Hoy se repetirá que hemos tenido muchos más muertos en un día que ningún otro país. Ayer pasaba desapercibido, porque era poca la diferencia. Pero hoy verán que hemos dejado atrás a 101 personas más que Italia (913 España y 812 Italia) en un mismo día. Por último, todo apunta que la bajada de la pendiente va a ser abrupta y rápida. Copio el pronóstico del equipo de la Universidad de Sevilla con datos hasta el 29 de abril y que ayer citamos:

Los resultados de hoy son ligeramente mejores que los del viernes 27, y parecen ir convergiendo más nítidamente hacia la fecha del pico de la epidemia, previsto entre el 6 y 8 de abril. En el pico, se prevé que el número de positivos activos esté entre 85 y 100 mil personas, mientras que el número de infectados probablemente supere 1,2 millones de personas.

¡EUROPEOS! DEJEMOS DE PENSAR EN CLAVE NACIONAL

Teléfono de atención psicológica de la USAL para los efectos del confinamiento: 923294444 de 9:30 a 21:30 todos los días de la semana

Portada: Edward Hopper, «Casa junto a la vía del tren»  Museo MoMA, New York


Diario completo

Entrevista que le efectuó Victoria Gonzalez  en la revista «Muy Interesante»

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here