Se han recogido en este blog las  valiosas crónicas que Santiago M. López (*) comenzó el 15 de marzo,  “primer día del mundo c19”,  inicialmente dirigidas por whatsapp a un grupo de amigos y familiares.  La ventaja que ofrece el blog a sus lectores es que en el Diario completo va teniendo el calendario de todas las crónicas.

(*) Santiago M. López, profesor de Historia Económica,  es el director del Instituto de Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca y presidente de la Asociación Española de Historia Económica. Los datos que proporciona proceden de la página de la Johns Hopkins University & Medicine y de los informes que realiza a su vez el Financial Times con esos datos. Se contrastan con los que se pueden descargar de la OMS en sus informes diarios y con otras informaciones que se solicitan a otras instituciones.


14 de abril, martes, trigesimosegundo día del mundo c19. Fechas del decrecimiento: 22 de abril (baja un día), 1 de mayo (baja 1 día), 19 de mayo (baja un día) y 1 junio (bajan 3 días). ¿Cuánto vale hoy quedarse en casa? Reducir en 12 días el confinamiento (baja un día).

¿Príncipe de la Paz?. Hasta el día 20 de abril, en realidad entre el 20 y el 23, que es cuando el sistema sanitario a gran escala se verá expuesto a si tiene que separar a una gran parte de la sociedad en lazaretos o no, a lo que creo que nos vamos a ver abocados es a duros golpes contra nuestra moral. Como diría David Edgerton, son golpes que nos vienen del pasado, a veces de lo antiguo e incluso en ocasiones de lo remoto y nos sacuden en el presente. Son todas esas curas de humildad que ya llevamos a nuestras espaldas. Todo ello se sintetiza, como indiqué hace dos días, en el hecho de que España tiene el número más alto de mortalidad de c19 por millón de habitantes en el mundo y sigue subiendo. Hace dos día era 355 fallecidos por millón de habitantes, hoy es 380. Nos siguen Italia con 338 y Francia con 229. Como en toda esta crisis la parte que nos da esperanza es que la velocidad a la que crecemos es relativamente lenta en comparación con otros países. Nos hemos ido muy lejos, o muy alto si seguimos con la metáfora de los saltos de esquí. Cosa que no es extraña y ya nos ha sucedido, como al Norte de Italia, con otras gripes y pandemias anteriores.

El 23 de marzo, a los diez días del confinamiento me di cuenta, en común reflexión con Irene López y Elisa Botella (otras dos miembros del equipo), que no tenía sentido la metáfora bélica. Esa metáfora sólo es válida para ver la similitud en algunos momentos de los ritmos de fallecidos. Utilizarla para más, es engañarse. Es anteponer economía a salud, es contemplar “a pánico tendido” el índice de la bolsa, la prima de riesgo, la desaparición de las reservas de hoteles y la desbocada tasa de desempleo. No, no es la guerra. Ni por ser, es una guerra comercial, que es como se inició el enfoque en febrero por parte de los empresarios, el Gobierno y los ciudadanos. La anulación del World Mobile el 13 de febrero no sólo nos hizo el daño económico inmediato, sino que nos metió en la epidemia con la mente puesta en la economía. Y, esto, fue igual para Esquerra que para Vox, para el Primer Ciudadano, que para mí. La consecuencia fue que el 23 de febrero, cuando se creó el gabinete de gestión de la respuesta al coronavirus, no se puso a un/a epidemióloga/o.

Una advertencia final. Pierre Vilar, citando a su maestro Labrousse, aconsejaba precaverse contra la mera «imputación a lo político»: los mismos hechos cambian de sentido culpabilizando o ensalzando al gobierno. Si siguen estas crónicas, habrá comprobado que esa sí que no es nuestra guerra.

Adjunto el dibujo del Artista Ángel Haro que también va haciendo un diario pictórico día a día. Refleja cosas muy parecidas a las que día a día voy narrando.

Podéis ver su obra aquí.

Portada: Edward Hopper:  Room-in-New-York-1932-Sheldon-Memorial-Art-Gallery-Lincoln-Nebraska.


Diario completo

Entrevista que le efectuó Victoria Gonzalez  en la revista «Muy Interesante»

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here