Conversación sobre la historia

 

Con dolor recibimos la noticia del fallecimiento de Josefina Cuesta Bustillo, que nos lleva a recordar, en una nota de urgencia,  su gran labor docente e investigadora y su compromiso con la memoria histórica democrática, pero, sobre todo, su condición de buena persona, atenta y amable con los demás.

Catedrática emérita de Historia contemporánea de la Universidad de Salamanca, su labor docente se ha desarrollado también en las universidades de París (VII, Denis Diderot), Toulouse, La Plata (Argentina) y otras. Una labor que ha integrado la dirección de numerosas tesis doctorales y el impulso de grupos de investigación.

Autora de amplia producción escrita, con numerosos artículos, colaboraciones en obras colectivas y libros, su investigación se ha centrado en la historia del trabajo y de las relaciones laborales, la represión franquista sobre la mujer –especialmente sobre las pioneras en la lucha social y de género desde los años 30–  la memoria histórica en general y en particular con la Asociación Salamanca Memoria y Justicia

En Conversación sobre la historia no podemos sino compartir su defensa de una historia con especial sensibilidad hacia los de abajo, los vencidos y los olvidados, hombres y mujeres. De ella apreciamos su atención y su compromiso con los deberes de esa memoria, algo en lo que fue pionera dentro del ámbito académico español, siguiendo el enfoque de uno de sus  maestros, Pierre Nora.

Como decía en una de sus últimas obras, La Odisea la memoria. Historia la memoria en España, siglo XX (Alianza editorial, 2008), había que rechazar tanto la historiografía franquista como otra más reciente y “equidistante”, ya que “se ha dejado el camino franco a la pervivencia de un cierto discurso legitimador heredado de los años la dictadura y especialmente articulado por los “cachorros” del franquismo, y a cierta sobrevaloración de los aciertos del presente”. De ahí que, añadía, “la gestión de la memoria y de los contenciosos a que da lugar revelan una herida aún no cerrada y, en cierta medida, una asignatura pendiente”.

Con ese espíritu de búsqueda colectiva de la verdad, la justicia y la reparación participó en los grupos de asesores sobre el Valle de Los Caídos, el traslado de los llamados “papeles de Salamanca” o formó parte del patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica, cuyas actividades promovía. Hoy no importa tanto el legado académico, como la reivindicación de una mujer  que hace muy poco decía a sus más allegados: “No me veréis, pero conquistasteis mi corazón, y me disteis la fuerza y el motivo para luchar”

Descanse en paz.

Ilustraciones: Conversación sobre la historia

Portada: La Gaceta de Salamanca (2012).

 

2 Comentarios

  1. Josefina, primero profesora y codirectora de mi Trabajo Fin de Master, después buena amiga con la que disfrutaba quedando a menudo para tomar un café (que siempre pagaba ella) y charlar. También le encantaban mis «trabajos boloñeses» y como escribo.

    Tuvo la amabilidad de escribir para mi los Prólogos de mis dos novelas, y me acompañó en sus respectivas presentaciones oficiales en la Feria del Libro de Salamanca.

    También fue la que encarriló mi Tesis Doctoral. Ante las pegas y dificultades que ponían a mi tema y a mi enfoque en la Facultad, me llevó de la mano al Instituto de la Ciencia y la Tecnología (IECyT) de la USAL, donde su Director el Prof. Santiago López , y mi Directora de Tesis la Prof.ª Esther Sánchez (ex-alumna y también amiga suya), me recibieron con los brazos abiertos, dándome amparo y cobijo. Sin ese impulso y ayuda, quizás hubiese abandonado mi proyecto.

    Solo llegó a leer el borrador de la mitad, y me hubiese encantado su crítica del total así como su presencia el día, ya próximo, en el que la lea y la defienda.

    Solo era dos años mayor que yo.
    La echaré mucho de menos.
    Siempre en mi corazón y en mi recuerdo.

  2. ¡Se nos ha ido Josefina Cuesta, una investigadora infatigable; un valiosísimo icono de la historiografía de los últimos años! ¡Descanse en paz!

Responder a Ana María Carabias Torres Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here