Se recogen en este blog las concisas y valiosas crónicas que Santiago M. López (*) comenzó el 15 de marzo,  “primer día del mundo c19”,   inicialmente dirigidas por whatsapp a un grupo de amigos y familiares. Así nacieron y así seguirán pues el blog simplemente hace de portavoz. Se trata del relato contra el c19, que sabe de nuestras debilidades y ataca persistentemente. Las predicciones de salida de la crisis se van corrigiendo con crítica y esperanza. Y con apelaciones al sentido comunitario.

(*) Santiago M. López, profesor de Historia Económica,  es el director del Instituto de Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca y presidente de la Asociación Española de Historia Económica.


 

5 de abril, domingo, vigésimo primer día del mundo c19. Predicción de salida: entre el 17 de abril y el 2 de mayo. ¿Cuánto vale hoy quedarse en casa? 15 días menos de confinamiento.

Vulnerabilidad, capítulo III. Ayer recibí cuatro críticas a mis aseveraciones, en especial dirigidas al asunto de que los lunes matan. Creo que si te critican hay que revisar los datos, más si cabe cuando las diferencias en los análisis son posibles por el hecho de que los datos que tenemos, hasta ahora, no han sido revisados suficientemente. Los registros de los fallecimientos han sido en algunos días caóticos. Por ejemplo, todos los analistas están de acuerdo en que un cierto número de casos se han registrado los lunes en vez de los domingos. Con esta perspectiva he vuelto a revisar los datos para disminuir el efecto de los lunes. En los días 23, domingo, y lunes 24 de febrero, claramente hay un sesgo del efecto lunes. En esa ocasión fue el domingo el que mató. Pido disculpas. En el domingo y lunes siguientes (1 y 2 de marzo) las cosas quedan equilibradas, aunque fue en ese fin de semana y los siguientes tres días laborales cuando la población más vulnerable realmente se infectó. Pero la revisión que he hecho de los datos hace que, particularmente, la vuelta al trabajo del día 9 y siguientes tuviera más repercusión que el fin de semana previo. Cualquiera de vosotros podéis hacer el cálculo. Los epidemiólogos y las estadísticas indican que los casos de fallecimiento corresponden a contagios que se produjeron entre 22 a 25 días antes. Si se utiliza la media (23 días y medio) salen los datos de ayer, si se incluye todo el arco, lo cual es muy razonable, salen los de hoy. Lo siento mucho por todos aquellos que pensaron y piensan que el 8M fue una tragedia. Claro que lo fue, pero menos que mantener la actividad laboral. Los test se empezaron con una semana de retraso y ya eran inútiles, el contagio masivo ya se había iniciado. La prohibición de actos colectivos llegó con una semana de retraso y la de confinamiento estricto con otra. A partir de aquí cualquiera de nosotros puede echar las culpas al Gobierno por falta de previsión. Yo me sigo preguntando por mi pecado particular, ya habrá tiempo para, con mejores datos, delimitar los errores cometidos.

He guardado hasta hoy contaros la mentalidad con la que hago estos “cuentos” y “brindis al sol” para mi familia y amigos desde hace veintiún días. Hoy os lo detallaré, porque ya casi todos ven la luz y la curva de Simón. Sin embargo, yo aún temo los efectos de los trenes abarrotados de las primeras horas del lunes 16 de marzo. Veremos su repercusión finalmente mañana, unida, encima, al efecto de sobrerregistro de los lunes.
Siempre intento pensar, cuando redacto estas notas, en que el virus somos nosotros. ¿En donde ha residido nuestra fortaleza, ahora que la curva se ha doblegado*? Pues yo, si fuera c19, diría que la fortaleza de esta población ha estado en el equilibrio entre los que, más o menos, nos confinamos y los otros, que más o menos llenaron los grandes almacenes el 12, 13 y 14 de marzo, que siguieron trabajando con normalidad esos días, que no entendían por qué se les limitaba su libertad individual y no podían salir a hacer deporte o ir a su segunda residencia y en los asustados que fueron a trabajar, incluso el día 16, para enterarse de que ya eran ERTEs o limboautónomos. La serenidad y el miedo combinados pudieran haber sido nuestra fortaleza (continuará… Vulnerabilidad, capítulo IV)

SI TIENES QUEJAS, COMUNÍCAMELAS, POR FAVOR.

Nuria Oliver y su equipo están en la segunda oleada de encuestas. Es importante que se pueda ver la evolución. ¡Todo suma! tus respuestas también. Muchas gracias

Investigadores que me ayudan en el comentario que os mando están desarrollando un innovador Spray contra c19, sólo solicitan que te registres en la plataforma para darles un “me gusta” que les permita pasar a la fase de financiamiento

 

* Hoy hemos ganado un día a la presión de c19, ayer nos imponía 16 jornadas, hoy 15.

Santiago M. López

Portada: Edward Hopper. Captain Upton’s House (1935). Oil on canvas. Collection of Steve Martin.


Diario completo

Entrevista que le efectuó Victoria Gonzalez  en la revista «Muy Interesante»

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here