Se han recogido en este blog las  valiosas crónicas que Santiago M. López (*) comenzó el 15 de marzo,  “primer día del mundo c19”,  inicialmente dirigidas por whatsapp a un grupo de amigos y familiares.  La ventaja que ofrece el blog a sus lectores es que en el Diario completo va teniendo el calendario de todas las crónicas.

(*) Santiago M. López, profesor de Historia Económica,  es el director del Instituto de Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca y presidente de la Asociación Española de Historia Económica. Los datos en los que se basa proceden de la página de la Johns Hopkins University & Medicine y de los informes que realiza a su vez el Financial Times con esos datos. Se contrastan con los que se pueden descargar de la OMS en sus informes diarios y con otras informaciones que se solicitan a otras instituciones.


*25 de abril, sábado, tetragésimotercer día del mundo c19. Fecha final de salida: 28 de mayo. ¿Cuánto vale hoy quedarse en casa? Reducir entre 8 días el confinamiento.

Mariano Barbacid: «El Gobierno no entiende la importancia de la ciencia para que la economía mejore»

 

Ciencia para el mundo contemporáneo.

Lo impreciso, lo indeterminado, incluso en el campo de la invención, no es lo falso. Puede ser inexacto, pero no debe ser insincero. Una afirmación —imprecisa, pero no falsa— se puede ir explicando frase por frase, hasta que finalmente cobra aplomo y cae en el centro.

Este es un texto del libro Eumeswil de E. Jünger. Tengo especial cariño a esta obra, y más a la persona que me lo dejó para leerlo hace muchos años. Con este libro ella marcó mi pequeña vocación de relator de historias, que, en esta ocasión se ha llamado “Mundo c19”. He narrado para vosotros este mundo desde el día 14 de marzo. Inicialmente sólo pensaba que sería para acompañarnos en la subida, hasta el pico. Eso fue el día 3 de abril. Pero luego vino la tremenda meseta desde el 6 al 10 de abril. Fueron los días inamovibles. Ya entonces pensé que no tenía nada más que contar, pero estábamos en pleno salto. El impacto del salto iba ser del 20 al 24. Sí, terminó ayer, y ahora sí, me queda deciros adiós. ¡Hemos llegado! 

Con una exactitud, que no ha dejado de sorprenderme, mi vaticinador desde hace una semana daba el día 25 como el principio del desconfinamiento, y desde hace una docena de días el intervalo del 19 al 28 de mayo para terminar la primera ola. En esos día llegaremos, según el IHME, a los 25.104 fallecidos y el virus dejará de ser letal, aunque producirá alguna muerte más de manera puntual.

Si en los próximos días mantuviéramos un confinamiento estricto sin la salida de niños y con los servicios esenciales confinados en los centros médicos y asistenciales, podríamos terminar con la letalidad del virus el 4 de mayo, es decir en una semana larga. Pero se dispararían los fallecimientos por urgencias demoradas, enfermedades crónicas no tratadas y  un brutal aumento de las afecciones mentales que está empezando a surgir. Así que tenemos que seguir siendo muy estrictos con nosotros mismos.

El coste de incumplirlo en los próximos ocho días supondría llegar a los 30.000 fallecidos, 5.000 más. Desde hoy, cada vez que veas que la cifra de fallecidos diarios baja entre treinta y cuarenta personas es que hemos ganado un día y tú has sido un pequeño salvador. Así que os dejo vuestros propios “cuentadores” (ver la película El precio del mañana) puestos en la muñeca mental de aquí en adelante. Cada decisión afortunada y sensata hoy, salva minutos de vida de otros mañana. Por supuesto, el valor es mucho más alto en Madrid, Barcelona, Cáceres y Zaragoza, mientras que en Ceuta, Murcia o La Gomera es menor.

girl-at-a-sewing-machine 1921 Thyssen-Bornemisza Museum, Madrid wikiart

Ahora un poco de leña para arder en la hoguera de la crítica constructiva. En este caso el barómetro a utilizar es haberse guiado o no por la ciencia y su lógica. Ya sé que muchos me criticaréis, pero la palma de oro se la lleva la oposición mediática. Las ganas de tocar al Gobierno ha impedido que hubiera una buena cantidad de análisis de calidad y bien documentada. El fantástico equipo que había formado este año el ABC en temas de ciencia ha sido relegado por la dirección de su propio periódico. El Mundo y La Razón se han obsesionado en cada instante intentado encontrar el fallo definitivo que pusiera contra las cuerdas al Gobierno. Han sido pocos los artículos de lenta reflexión, pero cuando los ha habido han sido brillantes. Como sólo han utilizado el análisis científico ocasionalmente, no han visto lo importante, y su crítica ha sido aparentemente dura, pero inconsistente. La Palma de plata, pero con baño de oro, se la lleva el Gobierno. Han sido algo más pro-ciencia que la oposición mediática, pero realmente ha sido imperdonable el tiempo que han tardado en dejar de enfrentarse a un asunto de ciencia al modo de brujos y gurús de una tribu. El poder legislativo, espero que escuchando a su Oficina Parlamentaria de Ciencia, irá poniendo en evidencia los tiempos perdidos de la brujería y los “hechiceros monclovinos”. Luego, el poder judicial, posiblemente antes del verano, decantará responsabilidades que quizás puedan poner contra las cuerdas a coordinadores, secretarios y ministros. Esto hará tambalear al propio Gobierno. Entre los amonestados no estará Fernando Simón. Su trabajo será recordado algún día dando nombre a un recoleto jardín, a pesar del hecho de mentirse a sí mismo en nombre de su propio hijo. Más parecía Abraham ofreciendo a Isaac que Fernando El Santo.

La palma de bronce nos la llevamos los ciudadanos españoles. Si tenemos un Gobierno que ante un asunto netamente científicos prioriza la oportunidad política y el miedo económico, si tenemos unas oposiciones políticas, con estupendas y reconfortantes excepciones principalmente municipales, que no ven más allá de sus nucas, es porque aún no amamos la ciencia y su lógica, la verisimilitud basada en la probabilidad y no la certidumbre, la evidencia inconclusa frente al juego malabar del chamán de turno.

Edwarh Hopper. Apartment Houses (1923)

Quedo en deuda con muchos de vosotros por la ayuda prestada, por la crítica estimulante y por las preguntas no respondidas. Sólo tres apuntes.

En el IHEM encontraréis que hay que analizar por regiones, no por países, por 100.000 habitantes, no por millón, y por plazos desde la fechas de contagios hasta los picos. Sólo así entenderemos el lugar en el espacio y en tiempo que ocupamos en esta pandemia.

En el canal de Youtube “Raíz de Pi” encontraréis que, estadísticamente, no ha habido un infraregistro de fallecimientos por c19, sino más bien lo contrario. No era un problema de registro, sino de saber cómo mata el virus.

Tercero, que sí, que los días de diario, tanto de la semana del lunes 25 de febrero, como la del 2 de marzo produjeron muchos más contagios que los famosos fines de fines de semana, haciendo el correspondiente análisis de confianza sobre los datos de fallecidos.

De estos tres apuntes que hipótesis improbable y llena de incertidumbre me queda: pues que la contaminación de partículas finas es, en cierta manera y de forma metafórica, la quinta columna de SARS-Cov-2, y que c19 es sólo una de sus formas de matarnos. Tal vez, sólo tal vez, en la bajada del precio del petróleo estemos ya advirtiendo que en el futuro no vamos a poder utilizarlo. Bienvenidos al mundo económico del rápido decrecimiento en el uso del petróleo que nos deja c19. ¿En serio?

Hubo en este país una asignatura en nuestros planes de estudios que se llamó Ciencia para el mundo contemporáneo. Pues sí, allí se explicaba en la unidad 3 el riesgo de las pandemias. Se retiró en aras de imponer nuestros viejos traumas con la Lengua, las Matemáticas y el Inglés, y los nuevos, trasladar a la escuela lo que se aprende en casa, como es economía para emprendedores. A ver si ahora se toman en serio en el Parlamento, en las Autonomías y en los Colegios e Institutos volver a imponerla por salud pública y mental.

Fue un placer.

Portada: Edward Hopper, Excursión en filosofía (1959)


Diario completo

Entrevista que le efectuó Victoria Gonzalez  en la revista «Muy Interesante»

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here