Reseña de libros

Jaume Claret
Universitat Oberta de Catalunya

 
Como la mayoría de ideologías actuales, el nacionalismo es una construcción intelectual moderna que surge de una realidad concreta. Su potencial se nos revela a través de su capacidad de adaptación y su extensión desde sus orígenes europeos en todo el mundo. Y, a pesar de este éxito, pocas ideas son tan denostadas de manera tan contundente, imputándose la responsabilidad de todos los males pasados, presentes y futuros. Pero el rasgo más curioso de esta plaga es que sólo lo detectamos y nos estorba cuando no es el nuestro: «El nacionalismo malo siempre es el nacionalismo de los demás, mientras que nosotros sólo reivindicamos justicia social y libertad (para nosotros, claro)» . Para Joep Leerssen, catedrático de literatura moderna en la Universidad de Amsterdam, esta percepción desigual surge de la instrumentalización política que hace el nacionalismo de los elementos culturales identitarios, los etnotipos.
Con la voluntad de ofrecer una historia cultural del pensamiento nacional en Europa, el autor analiza cómo las bases para la concienciación nacional se establecen no a partir de los rasgos culturales concretos sino de la experiencia vital: «No es una manera ser, sino una manera de mirar «. Así, las revoluciones liberales vieron confluir la necesidad de cimentación del poder de un estado crecientemente burgués, la recuperación y (re) invención de unas genealogías que encajaban con el romanticismo del momento, y la voluntad taxonómica de una ciencia de la que no escapaban lenguas ni literaturas. Los filólogos «fueron, en gran medida, los intermediarios, los agentes de transmisión», entre la esfera intelectual y la política.
El nacionalismo trabaja sobre una diversidad cultural existente, pero sobre esta construye unos mitos que le permiten «anclar los estados emergentes», definir fronteras donde quizás no había, creando un ellos y un nosotros, y caracterizar una supuesta «moral colectiva «. Es entonces cuando «las naciones empezaron a ver el carácter y la individualidad en los aspectos en que difieren más de las otras», a menudo de la mano «de estereotipos, chismes y caricaturas interculturales». La construcción identitaria se demostrará tan potente (y útil) que penetrará tanto en repúblicas como en monarquías, tanto en regímenes liberales como en absolutistas, tanto en las izquierdas como en las derechas.

El mundo de las naciones

La imprescindible colección El mundo de las naciones incorpora con El pensament nacional a Europa (pendiente de traducción al castellano) un libro excepcional. A pesar de publicarse en inglés en 2006 (a partir de una versión previa en neerlandés de 1999), el texto no ha envejecido en absoluto por la temática ni por las aportaciones. Además, los editores valencianos han incorporado generosamente dos capítulos nuevos que refuerzan la actualidad tanto del planteamiento de Joep Leerssen como de la cuestión nacional, con referencias al Brexit, Trump y la extrema derecha europea.
El prefacio de la edición catalana extrae de su análisis histórico algunas reflexiones pertinentes para nuestro presente. Asumido el carácter de construcción ideológica, nos propone entender los aspectos culturales y étnicos de cada nacionalismo y ser capaces de cribar lo que es más bueno de los demás y lo que es más útil de nosotros. Ante la confrontación, Leerssen plantea un nacionalismo de tolerancia, especialmente «hacia las minorías de nuestro país», porque «es la única medida de la tolerancia que tenemos derecho a esperar de nuestros vecinos». Contrario tanto al separatismo que divide como a la homogeneización forzada, defiende esperanzado que «quizás los estados más coherentes sean en el futuro los más flexibles en cuanto a la diversidad interna, y los más eficientes a la hora de proporcionar a sus ciudadanos un foco cívico, más que cultural, de solidaridad y lealtad compartida «.

Joep Leerssen, El pensament nacional a Europa. Una historia cultural, Editorial Afers. Trad. C. Miñana / J. Aguado / F. Archilés / J. Alapont. 490 pàg.


«De la cultura a la nació», Diari ARA,  15 marzo de 2019

Traducción de la reseña, Ricardo Robledo


(1) Nota bibliográfica del autor
Joep Leerssen es catedrático de literatura europea moderna en la Universidad d’Amsterdam y autor de numerosas monografias. Ha editado trabajos  de gran difusión dedicados al estudio cultural del nacionalismo, entre los cuales Commemorating writers in nineteenth-century Europe: nation-building and centenary fever (codirigido con Ann Rigney, 2014) y Imagology: the cultural construction and literary representation of national characters: a critical survey (coeditatdo con  Manfred Beller, 2007). Entre sus projectos más destacados está la edición on line de la Enciclopedia of Romantic Nationalism in Europe (ernie), la obra multimèdia disponible más ambiciosa sobre el  estudio del nacionalismo en la Europa contemporánea. Una versión impresa  ha aparecido bajo el título Enciclopedia of Romantic Nationalism in Europe (Joep Leerssen, ed., 2018, 2 vols).  En catalán ha publicado en la revista Afers (2017) el articulo «El nacionalisme i el conreu de la cultura» (Nota de Afers) .


 Del mismo autor puede interesar:

Nationalism and the cultivationof culture

 

 

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here